Rutinas de Estudio

 

Las RUTINAS DE ESTUDIO son muy posiblemente, la parte del estudio de la guitarra que nos da más dolor de cabeza y en la que invertimos, a veces innecesariamente, demasiado tiempo. Poder estudiar ordenada y progresivamente es nuestro mejor objetivo, ya que nunca estaremos siempre modificando, progresando y modificando la RUTINA en base a los resultados que vamos obteniendo. La evolución es constante y los cambios que deberemos hacer en la RUTINA suelen aparejar, diversificaciones y muchas veces nos perdemos en el mar de ejercicios inútiles o que no nos aportan nada.

Cualidades de una buena RUTINA DE ESTUDIO

FLEXIBLE. Debemos saber que una programación debe aceptar cambios, tenemos que tener la mente abierta y estar atentos para ajustar ejercicios y rutinas a la evolución misma en nuestro aprendizaje.

EVALUABLE. Estar atentos a las modificaciones que deberemos hacer para ajustar nuestra RUTINA dependerá de nuestra capacidad de observación y evaluación que hagamos sobre ella.

Aprende de ti...

Aunque a estas alturas es obvio, gracias a la divulgación científica y a los avances en las pedagogías musicales modernas, sabemos que no somos iguales y que cada uno "aprende" de manera diferentes, con nuestras capacidades y aptitudes particulares.

Entonces, es evidente que no habrá UNA rutina de estudio ideal para tod@s...

Lo mejor que podemos hacer es aprender de nosotros mismos, saber COMO estudiamos, cuales son nuestras aptitudes, nuestros defectos y a partir de allí construir una RUTINA. Para ello puedes si quieres seguir las pautas que te propongo, sabiendo que es MI punto de vista y que puede que no te sirva para todos los aspectos del estudio o que tengas que hacer modificaciones basándote en tu propia experiencia.

Si debo decir que no daré fórmulas mágicas, ya que no existen, sin embargo, te daré algunas IDEAS para que puedas aprender a aprender, y nada mejor que uno mismo para saber lo que te conviene....no te parece?

Vamos entonces a las IDEAS para armar tu propia RUTINA DE ESTUDIO:

Divide y vencerás

En la pedagogía, el proceso de aprendizaje se suele dividir en tres aspectos; CONCEPTUAL PROCEDIMENTAL y ACTITUDINAL. De estos tres aplicaremos los primeros dos para desarrollar nuestra RUTINA DE ESTUDIO y reemplazaremos el tercero por un aspecto que usaremos como herramienta de trabajo paralelo (para más detalles mira en la pestaña de OrganizaciónDeEstudios/Ejes):

  1. Aspecto Conceptual: incluye todos los “conceptos” que vayamos adquiriendo. En el plano musical, se trata de los conocimientos armónicos, melódicos y rítmicos, es decir, saber tal o cual escala, la construcción de acordes, las relaciones interválicas, las equivalencias rítmicas, etc.
    ---> CONOCER
  2. Aspecto Procedimental: se trata de la práctica en sí. Todo lo que toquemos e incorporemos en nuestro instrumento.
    ---> TOCAR
  3. Aspecto Transversal: Este aspecto, en realidad llamadpoun poco más difícil de catalogar, se trata de todo lo que atraviesa aquellos procesos anteriores, e incorpora elementos ajenos o que nutren los propios. Mi punto de vista en este aspecto es la improvisación.
    ---> CREAR
IDEA: Revisar que porcentaje de cada aspecto le dedicamos dentro de nuestra actual rutina de estudio.

Orden!

Para ORGANIZAR mejor nuestro estudio, hay que dividir en MATERIAS todo lo que vayamos a estudiar, por ejemplo; IMPROVISACIÓN, TÉCNICA, ESCALAS, ARMONÍA, etc... Cuantas más materias de estudio tengamos, mejor profundizaremos, pero ojo! Como consecuencia también nos dispersaremos más, y posiblemente caigamos en una posible laguna o kaos total.

Además, hay que aclarar que no se trata nunca de compartimentos estancos, esto quiere decir que, más allá de cuantas áreas de trabajo tengamos, todas, absolutamente todas, se unen e interactúan entre sí en muchos aspectos. No podremos trabajar la ARMONÍA sin la TÉCNICA, la IMPROVISACIÓN sin el LENGUAJE MUSICAL, los aACORDES sin las ESCALAS, la MANO IZQUIERDA sin la DERECHA, y ambas sin nuestros OÍDOS, etc…

El objetivo siempre será aprender música, aplicarlo a nuestro instrumento y expresarnos a través de él.

Enlazando con los EJES descritos anteriormente (CONCEPTUAL, PROCEDIMENTAL y TRANSVERSAL), podremos englobar dentro de cada uno de estos aspectos, todas las MATERIAS que queramos trabajar. Algunas son muy fácil de catalogar, como por ejemplo, la TÉCNICA, ya que se trata de un Aspecto Procedimental. en donde la práctica ES nuestra forma de tocar y afianzar la técnica guitarrística. Otras sin embargo, son más difíciles, como el estudio de la ARMONÍA, donde claramente se basa en unos conocimientos teóricos (Aspecto Conceptual), pero que debemos aplicar a al guitarra si queremos dominar esta materia en nuestro instrumento (Aspecto Procedimental), y todo esto puede ser reforzado por la Improvisación, cuando, por ejemplo, tocamos sobre una determinada base y aplicamos conocimiento adquiridos en dicha MATERIA (Aspecto Transversal).

IDEA: Dividir en pocas MATERIAS que engloben otras. Es decir el típico árbol, en donde se subdividan otras áreas para su mejor estudio, pero tampoco te pases y tengas un árbol muy frondoso...! Puedes tomar como ejemplo mi planteamiento de Escuela de Guitarra y ver allí como he dividido las MATERIAS.

Paso a paso

Una vez tengamos nuestro MATERIAL por aspectos y dividido en áreas a trabajar, lo siguiente es SECUENCIAR todo este contenido. Esto posiblemente sea lo más difícil, y desde ya te aclaro que nunca se termina de retocar y modificar.

SECUENCIAR es establecer un orden de prioridad en el estudio, y agrupar todo el contenido progresivamente, sabiendo además que tenemos que trabajar todos los aspectos al mismo tiempo (Puedes comparar con la Secuenciación que hecho en esta web en la pestaña OrganizaciónDeEstudios/Secuenciación).

IDEA: Establezcamos dentro de cada MATERIA (por ejemplo las escalas) cuales debemos saber primero y cuales iremos incluyendo en la práctica posterior.

Resumiendo

Vamos a ver que tenemos hasta ahora:

  • CONOCER NUESTRA PROPIA FORMA DE APRENDER OBSERVANDO CUANTO TIEMPO LE DEDICAMOS A CADA ASPECTO DEL APRENDIZAJE (CONCEPTUAL, PROCEDIMENTAL y TRANSVERSAL).
  • SABER NUESTRAS APTITUDES Y DEBILIDADES, VIENDO QUE ASPECTO ESTAMOS DEJANDO DE LADO O ENFATIZANDO MÁS.
  • ORGANIZAR EL MATERIAL AGRUPANDO TODAS LAS MATERIAS DE ESTUDIO EN LOS DIFERENTES ASPECTOS VISTOS.
  • ORDENAR PROGRESIVAMENTE CADA UNOS DE ESTOS ASPECTOS (SECUENCIAR).
 

Ahora si, manos a la obra...

Una vez tengamos todo este MATERIAL organizado y secuenciado, para diseñar nuestra propia RUTINA DE ESTUDIO debemos fijarnos OBJETIVOS que sean...

BREVES. La duración que nos planteamos en la persecución de una meta es muy importante. Es mejor trabajar objetivos a corto o mediano plazo, ya que de lo contrario se nos hará muy largo el camino y nos podemos distraer.
CLAROS. Plantéate metas que sean claras, nada de ambigüedades ni cosas confusas. Cuanto más puntuales y menos genéricos sean los objetivos, mejor!
REALES. Tengamos en cuenta nuestras posibilidades de aprendizaje y capacidades instrumentales. Esto nos permitirá conocernos mejor y plantearnos objetivos que no sean utópicos, es decir, fijarnos metas que podamos hacer "realmente" en los plazos establecidos y que no sean imposibles.
FLEXIBLES. Por último, la flexibilidad, que debería estar en nuestra vida cotidiana y en todos los aspectos de la vida, es muy interesante aquí nuevamente en el planteamiento de objetivos. Ser capaces de revisar las metas propuestas para cambiarlas si hiciera falta o ajustarlas a tiempos, perfilarlas, etc.
 
IDEA: Por ejemplo, Si queremos mejorar la TÉCNICA en general, pensemos si es la mano derecha, la izquierda, si es un dedo en particular, un recurso, la claridad del toque, los ligados... y luego podremos buscar algún ejercicio para hacer durante un tiempo corto (1 semana por ejemplo) y luego evaluar a ver como fue y como consecuencia seguir con ese ejercicio o cambiarlo.
 

Política de Privacidad - Webmaster - Aviso Legal - Contacto